Hola, hoy es 10 enero, 2019 Durango, Dgo °C

infoinfusion 10 enero, 2019 | Hace 4 años

Deteriorados los murales del Museo de Francisco Villa

La Dirección del Museo Francisco Villa no ha logrado obtener el apoyo para la rehabilitación de los murales que hay en el inmueble, de las cuales hay varios que ya presentan un desgaste muy notorio.

Así lo reveló Gilberto Jiménez Carrillo, director del Museo Francisco Villa, quien expuso que tanto el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como el Instituto de Cultura del Estado (ICED), no dan respuestas concretas a la petición de permiso y apoyo para dar a los murales la atención necesaria.

Manifestó que los murales son parte importante del atractivo del inmueble en el que se concentra una parte significativa de historia y legado de Durango.

Hay murales que fueron pintados en 1935, mientras que la última vez que recibieron mantenimiento fue en el 2000.

Consideró que la rehabilitación de estos no es muy costosa, teniendo como referencia su importancia histórica y cultural.

No obstante, son muchos los requisitos que exige el INAH para permitir que alguien les “meta mano”.

“Exigen que el trabajo sea realizado por un artista con experiencia en el muralismo, por lo que ya nos dimos a la tarea de conseguir a una persona con dicho perfil, quien hasta un presupuesto nos hizo”, apuntó.

Siguió: “Ya sabemos cuanto nos van a cobrar y hasta tenemos quien pague, pero el INAH no ha respondido a dicha propuesta”.

Dijo que además de este, se ha cumplido con muchos más requisitos, pero al parecer los han ignorado.

Jiménez Carrillo, señaló que por parte del ICED, no se ha tenido el respaldo esperado, ya que no ha sabido presionar o exigir a la dependencia federal, la atención oportuna a la solicitud realizada por la Dirección del Museo.

Mientras el tiempo transcurre, los murales sufren un mayor deterioro, ya que en algunos de estos ya salta a la vista el material (adobe) que hay al fondo.

Los visitantes se fijan en este tipo de detalles, e incluso les preocupa que obras tan importantes se encuentren en dichas condiciones, por lo que se ha insistido en la urgencia de la rehabilitación.

Pasa el tiempo y no solamente se necesita atender el daño de la pintura, sino que hasta hay áreas que resanar.

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión