Hola, hoy es 14 noviembre, 2018 Durango, Dgo °C

infoinfusion 14 noviembre, 2018 | Hace 4 años

“El Chapo” enloda a Calderón y Peña; miente, reviran

En el primer día del juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán Loera en Nueva York, las acusaciones y revelaciones estallaron como bombas: según Jeffrey Lichtman, uno de los abogados del capo, el Cártel de Sinaloa tuvo en nómina a dos presidentes de México: Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Según la defensa, ambos recibieron “centenares de millones de dólares” de quien realmente es el líder del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada, sobornos que demuestran cuán “total y completamente corrupto” es un gobierno mexicano que ha usado a El Chapo como “chivo expiatorio”.

“[El Mayo] soborna a todo el gobierno de México, incluso hasta lo más alto. El actual y el ex presidente de México reciben cientos de millones de dólares en sobornos”, dijo.

“Mientras el mundo se fija en la figura mítica de El Chapo, el mundo no se está fijando en El Mayo Zambada”, sentenció Lichtman, y recordó que El Mayo sigue en paradero desconocido “y nunca ha sido apresado”, mientras todo el foco de atención ha estado siempre en Guzmán.

Un foco que empezó en 1993, cuando su figura destacó tras el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido en Guadalajara. De acuerdo con Lichtman, el gobierno mexicano se encargó de culpar a El Chapo de esa muerte y dijo que “es muy posible” que también haya estado detrás de la muerte de Posadas Ocampo, por ser un crítico de las autoridades desde el púlpito.

El abogado se preguntó cómo podía ser que, a pesar de que desde la década de los 90 siempre ha estado en la cárcel o perseguido, el flujo de droga no ha parado nunca. “[Guzmán] no controlaba nada. Mayo Zambada lo hacía”, sentenció el letrado.

La estrategia de la defensa no es nueva. Hace semanas que están intentando describir a El Chapo como un simple lugarteniente de la organización, un “agricultor” que cumplía órdenes. La presentación de Lichtman fue más allá, culpando a altos cargos de los gobiernos de México y Estados Unidos, agentes del orden e incluso miembros de los cárteles, de usar “la figura mítica y elusiva” de Guzmán para su beneficio.

Lichtman trató de sembrar la duda en el jurado sobre los futuros testimonios cooperantes del gobierno —narcotraficantes de México, Colombia y Honduras— que van a declarar en contra de El Chapo para conseguir un beneficio en forma de reducción de condena o visado permanente en EU, e “infestar” el país, en una declaración que emuló las del presidente Donald Trump.

Así es como el gobierno quiere conseguir “el mayor premio que una acusación nunca pudiera imaginar”, resumió Lichtman.

El gobierno, por su parte, presentó el caso sin grandes sentencias, haciendo un recorrido por la historia ya sabida de El Chapo como presunto líder de un “vasto narco-imperio global” valorado en miles de millones de dólares.

Fuente: El Universal

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión