El Muac ofrece una genealogía del diseño mexicano

En 1952, la diseñadora cubano-mexicana Clara Porset organizó en Ciudad Universitaria la primera exposición de diseño en el país. Siete décadas después, el estilo nacional regresa al campus, pero está vez para reclamar su lugar en la historia: el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (Muac) inaugura “Una modernidad hecha a mano. Diseño artesanal en México, 1952-2022”, una suerte de genealogía que revisa la noción de diseño artesanal, que se ha producido en México desde 1950 a la actualidad.

La idea, explica la curadora Ana Elena Mallet, es “entender los diálogos y tensiones que ha habido entre diseño y artesanía”. En México, agrega, “no hay una colección de diseño, no hay museos de diseño, las historias del diseño en México están por construirse o están en construcción”. La labor ha sido titánica y ha logrado conjuntar 630 obras de 18 estados del país, elaboradas por 339 diseñadores y pertenecientes a 201 coleccionistas.

Si el gran diseño mundial se relaciona con el de los países europeos, es porque “han contado muy bien su historia, hay libros, exposiciones; en México estamos empezando estas pesquisas”. Mallet advierte que no es que no existiera: “México tuvo un papel muy importante, fue muy productivo, exportó mucho diseño; hubo un momento, sobre todo entre los 40 y los 60, incluso los 70, que México fue una fuente de exportación”.

La clave estuvo en entender la herencia cultural mexicana y en acoplar el trabajo que de manera artesanal se realizó en bastiones como Michoacán, Oaxaca, Jalisco, Guanajuato, Taxco, Cuernavaca o la Ciudad de México: “Hay mucha gente entendiendo eso; trabajando a partir de necesidades locales, con materiales locales y formas de trabajo local, esta idea de cómo la tradición no es estática y se transforma es parte del ADN de lo que se hace en México”.La exposición parte de las ideas de

Porset en torno a qué diseño, industria y artesanía debían alinearse para crear una modernidad “asociada al territorio, a las necesidades mexicanas y a crear un estilo que fuera totalmente mexicano y respondiera al contexto”. En ella se incluyen 37 piezas que pertenecen al Muac, y que también, de manera naciente, intenta conformar una colección dedicada a lo hecho en México.

ELEMENTOS

  • Se muestra una tipología de sillas que incluye el butaque, el equipal y la silla de palo.
  • La muestra sugiere la existencia de una escuela mexicanista durante siete décadas.
  • Hace un análisis del panorama actual y lo que están realizando los diseñadores.

“Ahora vemos un boom del diseño contemporáneo, estamos creando esa genealogía para saber qué está pasando con el diseño y de dónde viene”, Ana Elena Mallet.

El Heraldo de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *