Entregan restaurado el Retablo Principal del Templo de Nuestra Señora de la Asunción, en Pátzcuaro, Michoacán

El Retablo Principal del Templo de Nuestra Señora de la Asunción, en Pátzcuaro, Michoacán, que es el único retablo del siglo XVI elaborado por los primeros evangelizadores españoles que llegaron a la región, conservado en Michoacán y que se considera el único testimonio material, concluyó su restauración y ha sido entregado a la comunidad de Huiramangaro.

El proceso de restauración inició en septiembre de 2021, con respaldo del Apoyo a Comunidades para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal (Foremoba), consistió en un proceso de fumigación, consolidación, reposición de faltantes de madera, ajuste de elementos, resane, reintegración cromática, aplicación de hoja de oro y capa de protección, además del montaje del retablo.

El Templo de Nuestra Señora de la Asunción de la comunidad de Santa María Huiramangaro y su retablo principal son de gran importancia para la comunidad, por lo que se fundó un patronato para su restauración, pues sufrió graves daños luego del desplome del muro testero.

El patronato se encarga de gestionar los recursos y es el vínculo con el INAH y las empresas contratistas que han estado en el proceso, mismas que inició en 2014.

En 2015, esta patronato obtuvo respaldo de Foremoba para la restauración de las cuatro pinturas de caballete que forman parte del retablo; en 2019 se avanzó con la colaboración de la comunidad, el Ayuntamiento de Pátzcuaro y la Secretaría de Cultura del Gobierno de Michoacán.

En 2021, se ingresó el expediente del proyecto a la convocatoria Foremoba, para dar inicio a la segunda etapa de restauración del retablo, el cual fue aprobado en modalidad bipartito, donde la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural (DGSMPC) aportó 340 mil pesos y el municipio de Pátzcuaro 400 mil pesos.

La restauradora Gabriela Contreras González comentó las acciones que se realizaron durante esta etapa de restauración, trabajos que permitieron identificar partes desconocidas del retablo que ahora se muestran.

La subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova, en representación de la secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, invitó a la comunidad a verlo no solo como un inmueble, sino como parte de la identidad y comunidad. “No lo veamos como piedra, madera y pintura, es parte de nuestra historia, que nos caracteriza y diferencia de los demás. Este es un lugar de los más antiguos que hay en todo México, quizá no haya otro igual”.

Por su parte, el director general de la DGSMPC, Arturo Balandrano Campos, destacó que los trabajos se realizaron porque la comunidad está atenta al cuidado de su patrimonio. “Sin esa fuerza de cuidado, importancia, apreciación, apropiación del patrimonio que han hecho a lo largo de generaciones ahora es posible avanzar”.

En el evento se contó con la presencia de la secretaria de Cultura estatal, Gabriela Molina Aguilar, quien afirmó que el gobierno de Michoacán tiene el compromiso de preservar su patrimonio, así como de impulsar que cada vez más personas lo conozcan.

Además de la comunidad, también participaron las restauradoras del proyecto Joselia Cedeño Paredes; la directora de Foremoba, Laura Quintero Pérez; el presidente municipal de Pátzcuaro, Julio Arreola Vázquez; el director del Centro INAH Michoacán, Marco Antonio Rodríguez Espinosa; la presidenta nacional de Adopte una Obra de Arte A.C., María Irma Iturbide; el presidente del Patronato para la Restauración del Templo de Huiramangaro, Ramiro Chávez León.

EL Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *