Hola, hoy es 21 diciembre, 2018 Durango, Dgo °C

infoinfusion 21 diciembre, 2018 | Hace 4 años

Indígenas desplazados temen ser atacados al regresar a hogares ????????️

A un año del desplazamiento de más de 5 mil indígenas tzotziles de sus comunidades, por la disputa de más de 364 hectáreas de bienes comunales, entre habitantes de Chenalhó y Chalchihuitán, aún permanecen mil 237 hombres fuera de sus hogares.

En conferencia de prensa, representantes de los desplazados aseguraron que la situación que se vive en Chalchihuitán es “delicada”, porque el problema persiste y temen que al regresar a sus hogares sean atacados por los grupos armados que aún siguen en la franja territorial en disputa.

Explicaron que los mil 237 desplazados son originarios de las comunidades Pom, Kanalumtik, Chenmut, Tulantik, Pejeltón, Cruz Cacanam, Vololchojon, Tzomoltón y Cruztón, que siguen viviendo en las montañas por la presencia de los hombres armados del municipio de Chenalhó.

La mañana de ayer, los desplazados cancelaron la conferencia de prensa que se llevaría a cabo en Chalchihuitán, porque consideraron que la situación es “tensa”, por lo que optaron por viajar a San Cristóbal de las Casas.

Un vocero de los desplazados, dijo que la alcaldesa de Chalchihuitán, Margarita Díaz García, del PAN, ha confrontado a los desplazados, “debido a su cercanía política que guarda con el gobierno municipal de Chelhó de donde proviene el grupo agresor” y que era encabezado por la ex alcaldesa Rosa Pérez Pérez, del PVEM, para provocar violencia en contra de los habitantes de Chalchihuitán.

Explicaron que los campamentos donde viven actualmente los desplazados, “se ha convertido en itinerantes debido a que las propias autoridades municipales han generado un clima de rechazo hacia nosotros como desplazados y quienes nos rentan los terrenos en los que nos ubicamos, luego nos piden que salgamos de estos sitios, por presión de las autoridades municipales”.

“Es por esta razón que algunas veces los campamentos se tornan simbólicos, porque algunas familias se refugian con familiares o han optado por rentar cuartos”.

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión