Hola, hoy es 3 julio, 2017 Durango, Dgo °C

infoinfusion 3 julio, 2017 | Hace 5 años

Ismael contra laguneros, por el PRI
Contrapesos / Víctor Montenegro

Cierto es que el apretado y cuestionado triunfo del Partido Revolucionario Institucional en el Estado de México le representa a la militancia un respiro alentador, de manera particular al priismo de nuestra entidad, Durango, donde la renovación del Comité Directivo Estatal se ha visto rezagada tras su derrota electoral el año pasado.

Desde entonces muchos han manifestado su aspiración para dirigir los destinos del tricolor en el Estado, sin embargo tras los resultados de las elecciones el pasado 4 de junio, hoy son dos las cabezas de grupo que llevan mano para reclamar el CDE del PRI y por ende las candidaturas para el 2018: Leticia Herrera Ale, alcaldesa de Gómez Palacio y ahora el exgobernador, Ismael Alfredo Hernández Deras.

De la lagunera ya hemos expuesto en éste y otros espacios las razones de peso político que le asisten para tal efecto. Solamente valdría la pena destacar su intensa actividad mediática en la que no ha dejado pasar oportunidad para referirse a la urgente renovación de la dirigencia estatal. Hernández Deras, por su parte, ha sido más prudente en ese sentido sin que eso necesariamente signifique que no le interesa.

Por el lado del priismo lagunero y como gallo de la alcaldesa de Gómez Palacio, está Jorge Clemente Mojica Vargas, quien ha logrado colocarse incluso en el ánimo de los muchos otros que han levantado la mano, en busca de obtener la dirigencia priista en Durango.

Jorge Mojica hace la tarea y paulatinamente va logrando el acercamiento con los principales actores interesados, mismos a los que ha convocado abiertamente a varias reuniones, con el fin de mostrar que aun cuando existen diferentes puntos de vista en el fondo no hay divisionismo, una asignatura disciplinaria que ha resultado bastante difícil de demostrar por parte del priismo duranguense en los últimos años.

Al PRI le hace falta dirección, objetivos y un plan de trabajo, es lo que afirma Mojica independientemente de que lo considere un partido fuerte en la entidad, ya que a pesar de la derrota cuenta con mayoría en el Congreso local y la Cámara de Diputados, además de tener 24 alcaldes. Asegura que no habrá cohesión y visión clara mientras no se tenga un liderazgo definido, obviamente que se refiere a él mismo.

Luego de estas reuniones Mojica Vargas ha dicho que existe la posibilidad de que surja un candidato de unidad de entre los aspirantes que buscan la dirigencia tricolor. Sin embargo es aquí cuando justamente surge también la evidencia de que la división, será inevitablemente marcada entre el grupo lagunero y el del exgobernador, Ismael Hernández Deras.

Y es que por otra parte, a sabiendas de la fuerte competencia que le representa, Jorge Mojica desestimó los resultados electorales en el Estado de México y la participación de Ismael durante los pasados comicios en aquella entidad, que aunque precisó fue un importante logro para los priistas de todo el país e impacta en el ánimo, el partido perdió más de un millón de votos respecto a la anterior elección, por lo que considera que el PRI por sí solo perdió frente a Morena.

Pese a lo cuestionado de los resultados, no hay duda que la elección en el Estado de México benefició a Hernández Deras, aun cuando no haya sido uno de los principales operadores en la campaña de Alfredo del Mazo, tal como nos la quisieron vender por estas tierras. Aun así representa un plus tanto para él como su grupo, pues les reditúa en posicionamiento político.

El oriundo del Mezquital tiene otras cartas favorables adquiridas recientemente, además de las cualidades políticas que le atribuyen sus seguidores. Por un lado la derrota de su hija no le mermó en comparación al desgaste que sufrieron otros actores políticos con la elección local del año pasado; por el contrario, a la joven Gabriela, la tiene muy bien colocada en las esferas del priismo nacional juvenil mientras que al excandidato a la gubernatura, Esteban Villegas Villarreal, tal parece que ya le busca acomodo en algún espacio público.

A lo anterior habría que agregar la colocación de personajes afines al ismaelismo, principalmente en delegaciones del gobierno federal. Ahí está como ejemplo más significativo la ocupación que se está haciendo en la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, una dependencia clave que maneja importantes padrones y un gran dispendio de recursos públicos.

EN LA BALANZA.- Así se avizora pues un encontronazo entre ambos grupos. El priismo lagunero encabezado por Leticia Herrera Ale, tiene legítimamente todo lo que se necesita para reclamar la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional en Durango; sin embargo, en política eso siempre ha sido lo que menos importa; el exgobernador y Senador Ismael Hernández Deras, sabe y conoce perfectamente esos manejes, basta con recordar como ya les ganó en una ocasión, cuando se quedó con la candidatura y luego la gubernatura, que también pretendía don Carlos Herrera.

CERROS SECOS Y PELONES… La alcaldesa de Gómez Palacio dijo que la pasada administración municipal no fue transparente y que está esperando “a ver a qué horas”, la entidad de la Auditoría Superior del Estado finca responsabilidades a los exfuncionarios que incurrieron en irregularidades. La administración de Leticia Herrera Ale, fue una de las que recibió un reconocimiento porque el portal del Ayuntamiento cumplió con la carga de información de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Twitter: @Vic_Montenegro

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión