Hola, hoy es 7 diciembre, 2018 Durango, Dgo °C

infoinfusion 7 diciembre, 2018 | Hace 4 años

Narran regias abusos de Hermano lasallista

Dos jóvenes de Monterrey relataron los abusos sexuales por parte del encargado del Voluntariado Lasallista en El Salto, Durango, en el 2016.

En entrevista, dijeron que el Hermano Alejandro les hacía tocamientos y les pedía que se quitaran la ropa.

Aseguraron que el lasallista fue reubicado después en Monterrey, en una casa de la congregación en la Colonia Contry.

“Le teníamos muchísima confianza, era nuestro líder espiritual”, contó Andrea, de 20 años, quien prefirió omitir su apellido y dijo que el lasallista la tocaba con el pretexto de darle masajes.

“Él nos decía: lo hago sin morbo, no te preocupes. Y, aunque me sentía incómoda, lo aceptaba”.

Ana Sandoval, también de 20 años, dijo que a ella le pedía que se quitara la ropa presuntamente como “terapia” para su autoestima.

“Su función era guiarnos, pero ahora me doy cuenta que nos manipuló”, relató. “Nos hacía sentir mal psicológicamente. Nos hacía sentir la peor escoria”.

Ahora universitarias, ellas forman parte de un grupo de seis jóvenes que han alzado la voz sobre lo sucedido cuando tenían 18 años en el Voluntariado, al que acuden jóvenes para hacer trabajo de evangelización durante un año.

Fueron parte de la generación 22, del 2015 al 2016, cuando el director era el Hermano Alejandro Gaxiola, hoy de 48 años.

Tras encabezar el Voluntariado cuatro años, Gaxiola fue trasladado a Monterrey este año y aparece en una foto con lasallistas en una reunión el 25 de noviembre con Roberto Schieler, Superior General de los lasallistas en Roma, en el municipio de Santiago.

En la entrevista, Andrea y Ana estuvieron acompañadas por sus madres, quienes se mostraron decepcionadas y molestas por la conducta del lasallista.

Las jóvenes señalaron que no contaron sus experiencias a sus compañeros porque pensaban que sólo les había sucedido a ellas, pero decidieron hablar cuando una compañera de Torreón denunció en octubre que sufrió tocamientos y manipulación emocional por parte del Hermano.

Ana afirmó que hay más víctimas.

Fuente: Reforma

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión