Hola, hoy es 19 octubre, 2018 Durango, Dgo °C

infoinfusion 19 octubre, 2018 | Hace 4 años

Trabaja Contraloría para prevenir faltas administrativas y actos de corrupción

• Órganos Internos de Control activos en las dependencias y organismos públicos descentralizados para revisar actividades.

• Reconoce Raquel Leila Arreola Fallad compromiso para revisar, investigar y auditar los procesos y el actuar de los servidores públicos.

El primer frente para prevenir faltas administrativas y hechos de corrupción lo conforman los Órganos Internos de Control (OICS) de la Secretaría de Contraloría del Estado de Durango (SECOED), que son una extensión misma de la institución en los entes de la Administración Pública Estatal, expresó Raquel Leila Arreola Fallad, titular de la dependencia.

Al reunirse por primera vez con los 35 representantes de dicho organismo que operan tanto en las secretarías como en los organismos públicos descentralizados del Gobierno del Estado, la Contralora reconoció la valiosa labor que desempeñan pues son también quienes dan solución a los problemas.

Los Órganos Internos, adheridos a la Dirección de Control, Evaluación y Seguimiento que encabeza Jesús Alberto Ibarra Valenzuela, fungen como unidades administrativas del organismo al que se encuentran adscritos, explicó.

Sus funciones son de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Durango y el Reglamento Interior de la SECOED.

Arreola Fallad expuso que los OICS, además de prevenir faltas administrativas y hechos de corrupción, realizan supervisiones, revisiones y auditorías, así como las relativas al sistema de registro y contabilidad, contratación y pago de personal.

Además, revisan la contratación de servicios; obra pública; adquisiciones, arrendamientos, conservación, uso, destino, afectación, enajenación y baja de bienes; los activos y recursos materiales.

Los Órganos Internos de Control se encargan de investigar, substanciar y sancionar las faltas administrativas de los servidores públicos y están facultados para presentar denuncias por hechos que las leyes señalen como delitos ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, enfatizó la Contralora.

Otra de sus funciones es atender y tramitar las opiniones, quejas, denuncias e inconformidades que se presenten en contra del funcionariado; de igual manera, presenciar los procedimientos de licitación.

Los OICS tienen facultades para sancionar los procesos de entrega-recepción; revisar el ingreso, egreso, manejo, custodia y aplicación de recursos públicos estatales además de verificar y actualizar periódicamente el patrimonio propiedad del Estado.

La Contralora entregó reconocimientos a quienes participaron en curso para integrar el informe de presunta responsabilidad administrativa que se impartió a través de la Subdirección de Fiscalización de la SECOED.

Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión