Hola, hoy es 12 febrero, 2024 Durango, Dgo °C

infoinfusion 12 febrero, 2024 | Hace 2 semanas

Persiste incertidumbre tras denuncia de “desaparición forzada” de activista en Venezuela

La detención y posterior desaparición de la activista y experta en temas militares, Rocío San Miguel, así como de cinco de sus familiares, ha suscitado una profunda preocupación dentro y fuera de Venezuela.

San Miguel, de 57 años y con nacionalidad venezolana y española, fue detenida el pasado 9 de febrero cuando se disponía a viajar fuera del país. Desde entonces, las autoridades venezolanas han mantenido un silencio inquietante sobre su paradero, generando incertidumbre sobre su situación y la de sus familiares.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, justificó la detención de San Miguel alegando su presunta vinculación con una conspiración para atentar contra la vida del presidente Nicolás Maduro, conocida como “Brazalete Blanco”. Sin embargo, la falta de transparencia en torno a los detalles de la detención, como el lugar de reclusión y las condiciones en las que se encuentra San Miguel, ha generado críticas y cuestionamientos tanto a nivel nacional como internacional. Organizaciones de derechos humanos y la embajada virtual de Estados Unidos en Venezuela han exigido el respeto a la integridad física y psicológica de San Miguel y han solicitado su liberación inmediata.

Esta no es la primera vez que San Miguel enfrenta acusaciones por parte del gobierno venezolano. En el pasado, fue señalada por estar involucrada en actividades conspirativas y en un supuesto alzamiento militar. Sin embargo, en 2018, San Miguel obtuvo un fallo a su favor por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que determinó que el Estado venezolano había violado sus derechos políticos y de expresión. La detención de San Miguel y sus familiares se suma a una tendencia preocupante de detenciones arbitrarias en el país, lo que refleja una situación alarmante en cuanto al respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Venezuela.

Con información de AFP
Relacionadas
Kriterion
Editorial y opinión